VITULUS® Machos de lechería

El sistema VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA tiene como objetivo optimizar el crecimiento de los machos de lechería para insertarlos en la cadena de la carne y evitar el actual sacrificio al nacimiento y bajos pesos, lo que contribuye al desarrollo de la ganadería regional y nacional. El sistema incluye un protocolo de crianza eficiente de terneros machos de lechería y un nuevo alimento balanceado que satisface los requerimientos nutricionales de los terneros para alcanzar 200 kg de peso vivo a los 6 meses de edad, considerablemente más alto que un sistema tradicional de crianza. Este alimento incorpora nutrientes orgánicos y aditivos probados científicamente, los que aseguran un adecuado funcionamiento del sistema digestivo y refuerzan el sistema inmunológico en forma integral. La calidad del producto, elaborado sólo con nutrientes orgánicos de origen vegetal y formulado para satisfacer exigencias de la Unión Europea, permite al ganadero recuperar los costos y obtener un margen razonable de ganancia por ternero, en relación a su venta al nacimiento.

El desarrollo es producto de una línea de investigación de un equipo de académicos de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile. Los inventores son Emilio Martínez, Médico Veterinario, Doctor of Philosophy (PhD), The University of Queensland, Australia, Profesor de la Facultad de Cs. Veterinarias de la Universidad Austral de Chile (UACh), y el Dr. Wolfgang Stehr Wilckens, Médico Veterinario, Dr. Agr. (Universidad de Munich, Alemania Federal), Ex académico de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UACh. Este equipo, con alta vinculación a trabajos en terreno y la industria, fue capaz de detectar la necesidad de este sector, y en base a ella investigar, desarrollar y validar una solución que ha generado una mejora sustantiva en términos de la productividad, eficiencia y rentabilidad de sus sistemas productivos.


En las lecherías, el nacimiento de terneros machos es visto como un problema, dado que son animales que no podrán incorporar a su rebaño lechero y mantenerlos implica un gasto cuyo retorno lo hace muy poco rentable. Por ello, muchas veces son sacrificados al nacer, por su bajo valor comercial, o se les cría, pero con bajos estándares de bienestar animal y escaso potencial de rentabilizar lo invertido en ellos. Así, el sistema tradicional de crianza de machos lecheros hasta los 6 a 7 meses de edad genera un producto de bajo retorno debido a su alto costo de producción, el bajo peso y precio de los terneros. El sistema de engorderos demanda terneros de un mínimo de 180-200 kg de peso vivo, a edad temprana, para poder continuar con su crianza y engorda en forma exitosa. Cuando los terneros son mantenidos por más de 6 meses en el predio, aumenta su costo de producción y se genera una competencia por forraje con la vaca lechera, con el consiguiente deterioro del margen económico del sistema.


Bajo la hipótesis inicial de invertir en el período de mayor eficiencia biológica, se desarrolló y validó un innovador sistema de alimentación de terneros machos de lechería hasta los 6 meses de edad. Al optimizar la eficiencia biológica y alimenticia para el crecimiento del ternero, mejora la eficiencia económica del sistema de crianza puesto que se puede insertar tempranamente en la cadena de la carne. El sistema considera un protocolo de crianza eficiente, y se basa en alimentación con leche restringida, normas de manejo precisas y en la utilización de un concentrado único durante la crianza. Este concentrado, con características innovadoras en la formulación, permite alcanzar mayores ganancias de peso hasta los 6 meses de edad logrando producir un ternero que puede insertarse en la cadena de la carne debido a su crecimiento muscular biológicamente correcto, y sin infiltración grasa, lo que posibilita continuar su recría y engorda bajo distintas alternativas de alimentación a pastoreo o en confinamiento.


Se realizó una investigación de los requerimientos nutricionales de terneros basado en recientes avances en nutrición, vitaminas, energía y proteínas, y el conocimiento de biodisponibilidad y calidad nutricional de diversas materias primas y aditivos que evitan problemas digestivos. En base a ello se generó una formulación de un suplemento balanceado, que fue probado y validado en múltiples predios lecheros de grandes y pequeños productores en el sur de Chile. Todo ello con el apoyo del Gobierno Regional de Los Ríos a través del Fondo para Innovación y Competitividad (FIC) año 2015. En julio de 2017, Vitulus® fue transferido a una empresa chilena de alimentos para animales a través del primer Acuerdo de Licencia Comercial de nuestra Universidad. Esta licencia ha permitido difundir la tecnología entre productores y fortalecer el desarrollo ganadero local y nacional al proporcionar animales a la producción de carne.


Los sistemas tradicionales, utilizan diferentes alimentos concentrados para las etapas de iniciación y crecimiento, sin embargo, sus resultados son pobres en términos de eficiencia en la alimentación, llegando a pesos en promedio a los 6 meses de 125 kg. Con Vitulus®, se alcanzan pesos promedio de 200 kg. a los 6 meses, reduciendo el período de crianza en 3 meses. Algunas características diferenciadoras e innovadoras son:


-Menos días de consumo de dieta láctea

-Balanceado único para todo el período

-Mayor ganancia de peso

-Mejor conformación y desarrollo del ternero

-Mejor salud del ternero, reducción de enfermedades y uso de antibióticos

-Reducción período de crianza en tres meses


Los terneros lecheros, debido a su mayor desarrollo y peso a una edad más temprana, les permiten ser valorados económicamente e incorporados de manera eficiente a la cadena de la carne otorgando a productores un nuevo modelo de negocio para su actividad.


El sistema tradicional de crianza de terneros machos de lechería (cuando son efectivamente criados y no sacrificados al nacimiento), considera al menos 60 días de dieta láctea, y el uso de concentrados de iniciación y de crecimiento, además de pastoreo en praderas desde los 3 meses. Son sistemas de baja eficiencia en la alimentación y crecimiento, y no permiten alcanzar el potencial del ternero y un aumento de peso adecuado para rentabilizar la cría de terneros. Ganancias de peso diarias promedio de 600 grs./día (entre 0 y 3 meses), y 580 grs./día (entre los 3 y los 10 meses de edad), versus los resultados con Vitulus: 770 grs./día (entre 0 y 3 meses) y 1.000 grs./día (entre 3 y 6 meses). Vitulus permite hasta un 72% promedio mayor incremento diario y 60% promedio mayor peso a los 6 meses.


El nuevo sistema de crianza VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA puede ser adoptado por productores lecheros de todos los segmentos productivos: pequeños, medianos y grandes. Actualmente, se han establecido módulos con razas Overo Colorado, Frisón Negro, Holstein y Kiwicross, lo que ha permitido validar el sistema del destete a edad temprana, comprobar un adecuado consumo y palatabilidad del suplemento balanceado, mantener altas ganancias de peso y alcanzar un desarrollo esperado. Esta innovación permite ampliar la cadena de producción, generar un nuevo modelo de negocios para el sector, obtener animales de buena altura y peso en base a un producto formulado sólo con nutrientes naturales orgánicos mayor productividad y rentabilidad, siempre bajo altos estándares de bienestar animal, y siendo una solución accesible para todos los productores (sin importar su tamaño). Todo ello ha sido altamente valorado por los productores que han adoptado este sistema, e incluso por autoridades del sector. Ver testimonios en presentación adjunta.

En junio de 2017 se firmó con la Proteínas del Agro S.A. (Protalim, nutrición animal) la licencia comercial del sistema VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA, para su producción y comercialización en Chile.



28 visualizaciones